domingo, 19 de enero de 2014

Gorda



Estoy harta de que la gente use la palabra gorda como insulto, gorda es un adjetivo, como delgada. No sé porque se usa con el fin de hacer daño. Sería como decirle a un rubio, rubio. Además, también soy miope y nadie me lo recuerda, ni me lo dice para hacerme sentir mal.

Estar gorda no es estar enferma, ni ser menos mujer, ni ser fea. Que si estoy enferma, no soy el prototipo de mujer o soy fea, ¿qué pasa? ¿acaso no tengo derecho de caminar libremente por el mundo sin ser despreciada a cada paso? Estar gorda solo define una imagen corporal.

Que reconozca la palabra gorda como un mero adjetivo no significa que me guste que la gente vaya llamándomelo por la calle, básicamente porque esa gente lo usa para ofender y porque nadie tiene derecho a recalcarme lo que soy o dejo de ser como si su criterio estuviera por encima del mío. Reconocer la palabra gorda con naturalidad es más un ejercicio de aceptación y superación personal que otra cosa. 

Como mucha gente, especialmente las mujeres, he sufrido comentarios malintencionados no solo en la adolescencia sino en la edad adulta: "que poco femenina eres", "si quieres ligar, debes ponerte más buena", "si las mujeres como tú ligan es porque hay mucho tio salido". Pero además he sido objeto de apreciaciones que pretendiendo ser beneficiosas han resultado ser grostescas:  "mírala, es incluso feliz estando como está".

¿Qué es ser femenina? Hemos atribuido al concepto de femenino aspectos como la preocupación por la estética, la elegancia, la delicadeza y lo asociamos a ser una seductora, marca curvas, lleva escote, súbete a tacones y en general, haz todo aquello que resulta sobre todo atractivo para el público masculino. ¿Pero no se puede ser femenina sin escotes o siendo gorda? El concepto creado entorno a lo que resulta femenino en una mujer, es eso, creado, sujeto a aspectos culturales y sociales, de acuerdo a lo que está o no de moda. 
En momentos cruciales de nuestra vida, las mujeres recibimos esta crítica respecto a lo que se espera de nosotras estéticamente, generándonos complejos y preocupaciones, temores e inseguridades que nos hacen cerrarnos en banda y sufrir innecesariamente. La sociedad de consumo no ha mejorado todo esto, imponiéndonos cánones de belleza que supuestamente deben definirnos como mujeres de éxito. 

Nuestras madres y padres ya se encargaron de guiarnos en el camino de lo que se espera de nosotras como mujeres que conseguirán un marido y ser ovacionadas por los demás. Me vienen a la cabeza algunos progenitores valorando positivamente el físico de sus hijas delgadas mientras que a las hijas más gordas, menos agraciadas o con otro tipo de estética no normativa se les aconseja como maquillarse, hacer dieta y seguir el referente de las hermanas "guapas".

Se supone que debo esforzarme para pasar a ese grupo tan admirado; el de las tías buenas. ¿Buenas para quién? ¿para los hombres? ¿qué clase de hombres? ¿por qué hombres? ¿qué es estar buena? Es evidente que todos y todas estamos influenciados por la sociedad, yo no escapo de ella, pero me niego a tener que ser nada para nadie y más cuando ese alguien no ve más allá de lo que otro ha impuesto para vendernos silicona, batidos para perder peso y ropa de marca, pero no nos ayuda a desarrollarnos como personas respetuosas, educadas con los demás, que también ponen en práctica el auto-cuidado.
La vida de ninguna mujer tendría que pasar por la promesa de encontrar un Príncipe Azul a golpe de un físico aceptado socialmente (concepto este del Príncipe Azul que también toca las narices dada su carga machista, según el cual un súper hombre vendrá a rescatarnos de todos nuestros traumas y nos amará por siempre jamás).

Pero aún ahí más: al parecer, si alguien se fija en mí es porque carece de criterio y no quedaba otra a la que optar. Debo pues, darle gracias a los hombres (omnipresentes) porque su género y consiguiente ganas constantes de sexo, hacen que yo tenga vida sexual/sentimental. ¿Alguien se puede imaginar cuánto de denigrante tiene este comentario? ¿Cuánto de machista? 

Una mujer que decide mantener relaciones sexuales sin compromiso siempre debe justificarse mucho más que ellos y en cualquier caso, siempre sale peor parada (no es lo mismo ser un single, un ligón, un putero, que ser una solterona, una fresca, una puta). Decidamos lo que decidamos se nos cuestionará: "cómo es eso de no tener pareja, ¿eres incapaz de querer?", "tal vez eres un poco golfa", "como eres gorda, no eres deseada y te quedas con los primeros que pasan".

Voy a contaros un secreto: las mujeres gordas podemos ser inteligentes, atractivas, seductoras, buenas amigas, compañeras, divertidas, sociales y podemos gustar y practicar sexo como las demás. Podemos querer tener pareja, enamorarnos, podemos no quererlo, podemos salir y tener sexo una noche o no tenerlo. Lo demás son prejuicios e ideas absurdas de gente prejuiciosa y sí, absurda. 

Pero sin lugar a dudas, mi frase preferida es aquella que viniendo de mujeres con  unos físicos que entran dentro del canon de lo valorado socialmente, no pueden más que sorprenderse ante mi felicidad porque, oh eres gorda y oh, las gordas solo lloran. Este es un claro ejemplo de lo que han hecho con nosotr@s, comos nos han educado, con una muy poca inteligencia emocional, donde no cumplir con un estereotipo cuadriculado debe llevarte a la depresión. No sé a vosotr@s, pero yo sí que creo que en la variedad está la gracia y como persona de izquierdas que me considero, no creo en la homogeneidad sino en la heterogeneidad y me niego a creer que el atractivo de alguien se encuentra sujeto exclusivamente a unas medidas. 

He hecho dietas brutales y he perdido muchísimo, pero tengo tendencia a engordar y me gusta comer. No estoy enferma, todas mis analíticas dan buenos resultados y aunque no iré a las Olimpiadas, siempre he hecho algo de ejercicio. Y aunque soy algo perezosa, no me considero vaga. Tampoco estoy enquistada en un sofá sudando y oliendo mal, comiendo sin parar comida basura y con las arterias a punto de estallar (de hecho ese tipo de comida no me gusta). E insisto, si fuera muy vaga, no hiciera deporte o estuviera comiendo compulsivamente sería mi problema y nadie tendría que meterse en esto sin mi permiso.

Ser gordo no es necesariamente ser obeso mórbido, quede dicho de paso, al igual que ser delgado no es ser anoréxico. En cualquier caso, nadie tiene el derecho de meterse con personas con anorexia u obesidad, delgadas o gordas, con problemas de salud o sin ellos, el respeto tiene que estar por encima de todo (un dato: prácticamente todo es considerado obesidad y si no mirad las tallas de ropa para mujeres).

Asumidlo ya: hay gente gorda, como hay gente delgada. Existen y tenemos derecho a ser así, tal cual. Perder peso o no es una decisión personal. No estoy en contra de las dietas siempre y cuando sean saludables, tan solo que creo que nadie debe imponerlo como meta a tod@s aquell@s que no tenemos el peso "justo". Y por favor, dejen de disfrazarlo de salud. Nadie te sugiere que pierdas peso por el bien de tu corazón- o no en la mayoría de los casos- y aunque estas personas tengan presente que la agilidad, el colesterol, la alimentación equilibrada son aspectos importantes, el criterio que suelen usar para construir su discurso es el estético.

Y no, tampoco voy a comerme el concepto de mujer gorda que nos pretenden vender las grandes marcas (gordibuenas), ese que defiende las tallas grandes siempre y cuando sean mujeres muy exuberantes, sin estrías, con cuerpos prietos, sin barriga y lleven lencería sexy para como siempre, estimularles a ellos.

Vivimos bajo el dominio del IMC (índice de masa corporal), que por cierto, olvida la constitución de la persona, persiguiendo a toda costa el peso justo: no puedes estar más gordo pero tampoco más delgado. 
¿No os ha quedado claro ya? Hay gente delgada y gorda y estaría bien olvidarse de tanto anuncio para conseguir UNA TALLA NORMAL (¿qué es ser normal?¿existe la tan nombrada "normalidad"?¿no es simplemente un modo de control social?).

Parece que tengamos que tener los abdominales JUSTOS, el culo JUSTO, el peso JUSTO, hacer el ejercicio JUSTO, las tetas JUSTAS. Pues miren, NO. Las tetas se caen, las estrías aparecen y las caderas se ensanchan. Y tenemos derecho, es más, creo que es pura necesidad, de aceptarlo y defenderlo como algo que nos enriquece: la diferencia es buena y existe. Dejen que la gente se ame así misma para poder crecer como persona y poder tener relaciones sanas con el resto, dejen ya de decirnos que debemos ser como mujeres, abracen las ideas feministas, apoyen a los demás para estar bien, decidan lo que decidan.

Os dejo un vídeo fantástico de una presentadora que demuestra ser fantástica tal cual: GORDA.


5 comentarios:

Psyko dijo...

Textos como estos deberían ser más leído sin duda alguna.

Personalmente no uso la palabra "gorda" ya que me parece un término despectivo pero por desgracia la mentalidad humana es cruel.

Hoy en día la base de "la apariencia física es lo primero que nos entra por los ojos" sigue siendo la base para el cultivo de la ignorancia. Es como rechazar un libro por su portada: absurdo.

Yo por eso rechazo cuando alguien me viene en plan "pase de modelos". Por desgracia esto se da poco, cuando aparece alguien con medidas "perfectas" (lo pongo entre comillas porque desconozco el sentido de esa palabra)esa persona será el foco de atención aunque a la hora de abrir la boca pensemos aquello de "me gusta cuando callas..."

Televisión, radio, internet, prensa todos hablan de la belleza del cuerpo pero cuando ven una persona rellenita "aaaaaains que maja la chica-el chico rellenito", cinismo puro y duro que las agencias de modelos aplauden.

Como siempre digo gracias a mi amor por el cine de terror: "yo como los gusanos: cuanta más carne mejor"

Y con esto me despido, tienes grandes textos, volveré ^^

Saludos desde un rincón del mediterráneo

rocio godino megia dijo...

graciassssssssss!
es muy estimulante que alguien te comente!
^^

rocio godino megia dijo...

perdona, he comentado con la cuenta de mi hermana, pero soy la autora del texto, carmen.

Psyko dijo...

Buenas de nuevo ^_^

Carmen no te preocupes por lo de comentar con la cuenta de tu hermana, no pasa nada :)

¿Me permites un consejo? Nunca dejes de escribir, he leído todos los textos y se nota que te gusta escribir y tienes potencial para ello.

Tengo que colgar el texto donde hago referencia a tu blog puesto que tengo la entrada redactada hace tiempo y seguro que más gente te leerá.

Si algo te gusta no lo dejes porque hay potencial.

¿Si volveré? Segurisimo, me habría gustado responderte más ampliamente pero el tema "tener tiempo" no es mi punto fuerte.

Un abrazo y seguro que nos volvemos a ver :)

rocio godino megia dijo...

:)

gràcies!!!


^^