viernes, 13 de junio de 2014

Carta a los gurús de la seducción


Querido Álvaro Reyes (Mario Luna y amigos):

Hace poco leí en El Diario que varios organismos denunciaban el machismo y la violencia de género que promueves. Te diré que estoy muy contenta por ello.

Desde hace un par de años y a través de otro supuesto experto del mundillo, Mario Luna, vengo percibiendo el espantoso éxito de estos movimientos. Y digo espantoso por la connotación tan negativa que promovéis respecto a qué es comportarse como un hombre de éxito en esta sociedad.

He leído vuestros artículos, visitado vuestros perfiles en Facebook, hablado con gente que os conoce, entrado en vuestros foros, he echado un vistazo a los manuales que nombráis, así que por favor, no me vendáis la moto: lo que hacéis no es nada bueno y solo os estáis ayudando a vosotros mismos.

-         Machismo

Quizá Álvaro no te consideres machista, es más, quizás no sabes ni definir el machismo, crees que es algo superado socialmente y encuentras absurdo que te lo llamen.

El machismo es una forma de pensar y actuar que promueve la discriminación, situando a la mujer en inferioridad y resaltando para ello los supuestos roles de género.
Puede ir desde algo cotidiano como pensar que la mujer es la que friega y el hombre el que trae el dinero a casa hasta comportamientos más crueles como la violencia psicológica y/o física.

En definitiva, es una cuestión de lucha de poder donde el género masculino ejerce supremacía sobre el femenino.

Cuando:
-         aconsejas que la forma de seducir es acosarnos,
-         dices que el “no” de la mujer no es un “no” real,
-         nos  llamas zorras o escribes que se nos debe tratar como putas,
-         distorsionas la palabra feminismo,
-      grabas vídeos donde manifiestas que una posible relación se puede terminar a base de violencia,
-         exhibes a mujeres en tu blog dándote su aprobación como amante,
-        describes a las mujeres con las que mantienes relaciones (recuerdo que leí en un foro que usáis TB “tía buena” más un número del 1 al 10 para puntuarnos)
-        te amoldas al criterio estético que la sociedad de consumo nos vende (aquel que considera que el atractivo de una mujer está exclusivamente en medidas de modelos)

…etcétera…,

estás promoviendo el machismo y de paso, siendo un inconsciente.

Muchas mujeres siguen muriendo a manos de sus parejas (800 en los últimos 10 años, en el Estado Español), hombres que pensaban que el maltrato era la fórmula de relacionarse y menospreciarlas lo que se merecían. Al leer tu twitter y ver que aconsejas que no hay que aceptar un no hasta follarnos, no puedo más que sentirme profundamente indignada y considerarte un ser despreciable.

La educación, la historia, ha inculcado mucho machismo, como también mucha homofobia y mucha xenofobia y en general, desprecio hacía todo aquello que se consideraba diferente. Evidentemente se ha avanzado y hay mayor nivel de concienciación pero no es algo superado totalmente; 8 de cada 10 europeas sufre algún tipo de acoso sexual a lo largo de su vida, entre otras estadísticas, lo que nos señala que el patriarcado sigue vivo y latente en nuestras sociedades.

El machismo no es solo algo del pasado, quizás ha cogido otras formas, se ha adaptado, pero sigue existiendo. Machismo es: que nos paguen menos, que tengamos que sufrir situaciones de acoso sexual (del jefe, de un tío en un autobús, obscenidades de chavales en una discoteca…), que en una entrevista nos pregunten cuando vamos a tener hijos, que se insinúe que poco menos usamos la regla para ser unas vagas que trabajan menos que los hombres, que nos hayan educado con el “debes ser más femenina para que te quieran”, que se nos asfixie con unas medidas 90-60-90… y un largo etcétera.

Me viene a la memoria una entrevista de Dani Mateo a Mario Luna- otro supuesto gurú de la seducción- donde el propio Mario confesaba entre dientes y con sonrisa incluida, que lo que hace es misoginia en estado puro (¡ahí es nada!¡MISOGINIA! ¡odio hacía las mujeres! Me pregunto si nos hubiéramos quedado igual si hubiera confesado ser racista). En el vídeo, que se puede ver en Youtube, este señor argumenta que es bueno para la especie que seamos tratadas así. ¿Tratadas cómo Álvaro y Mario? ¿Cómo objetos? ¿Cómo pura fuente de estímulo sexual para el hombre? ¿Cómo fórmula para subir egos a base de desprecios? ¿De qué especie habláis? 

Ahora es cuando me soltarás el rollo del Macho Alfa, que la mujer busca un buen semental para ser preñada. De primeras, no hemos venido al mundo para ser exclusivamente madres- es una decisión personal y en ningún caso una obligación- y de segundas, ¿qué te convierte en un Macho Alfa? La soberbia, la prepotencia, la competitividad desmedida, la violencia, el maltrato, el uso de la humillación, son atribuciones que el machismo ha otorgado al hombre. En una sociedad avanzada, que se considera igualitaria, no deberíamos consentir definir así el rol masculino.

La argumentación de que el hombre siempre está dispuesto a tener sexo y por eso debe ir a por todas, todo el tiempo, se desmonta por sí sola: Álvaro tienes un cerebro, por increíble que parezca puedes usarlo para discernir sobre cuando estás coartando o no la libertad de otra persona.  

Entrevista a Mario Luna por Dani Mateo:


-         Feminismo

El feminismo no es lo mismo que el machismo pero al revés.
El feminismo no odia al hombre.
El feminismo no es hembrismo.
No existe ninguna corriente hembrista en la sociedad.

El feminismo cuestiona los roles de género que nos encorsetan, denuncia la discriminación, exige la igualdad de género ante la ley, rompe con los tabús sexuales y es sinónimo de liberación.

Cuando te burlas del feminismo, te burlas de todas y todos los que lucharon por derribar obstáculos, consiguiendo una serie de libertades de las que ahora mismo te estás beneficiando.
Le debemos a esta gente, así como al colectivo LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, intersexuales) toda la lucha que han llevado a cabo y que ha ayudado a la liberación de todos aquellos que estaban oprimidos, incluidos mujeres y hombres heterosexuales que han vivido su sexualidad y su género entorno a estereotipos.

De otra parte, cuando hablas de "feminazismo" empleas un término creado por un ultraderechista estadounidense e insultas a un movimiento positivo como es el feminismo con una palabra tan terrible como es el nazismo.

Y por último, que incluyas en tus vídeos mujeres no te convierte en feminista ni en menos machista, dado que las usas exclusivamente para lucirte, como mera decoración.

Te dejo aquí un aporte interesante:


-         Fraude

Se supone que el objetivo que persigues es ayudar a jóvenes a través de una especie de ciencia sobre como seducir. En primer lugar, esto sería más bien una "pseudo-ciencia". No tiene fundamento, se sostiene sobre prejuicios y machismo.

Veo como empleáis términos como autoestima, habilidades sociales y otros procedentes de verdaderas disciplinas de estudio como son la sociología o la psicología, sin ningún tipo de pudor.

No sois profesionales, no sabéis de que habláis y cimentáis entorno a vuestra persona una secta, vendiendo humo y buscando reconocimiento personal y poder. Puro narcisismo. Ningún profesional con dos dedos de frente colgaría sin parar fotos de sí mismo a solas o en compañía femenina para demostrar lo buen seductor que es. Si se pretende ayudar, el objeto es eso, la ayuda, y no uno mismo.

Si alguno de los chavales que te siguen necesita ayuda para superar una fobia social, les recomiendo que se informen bien y que acudan a profesionales de verdad, para los que el paciente es lo importante, tienen estudios sobre el tema, experiencia y seriedad. 
En cualquier caso, estoy convencida que la mayoría simplemente son chicos tímidos y ¡no pasa absolutamente nada! Que cueste entablar conversación con otra persona es en la mayoría de los casos, normal y corriente. Si eres de este grupo: déjate llevar, vive experiencias nuevas e irás derribando obstáculos sin problemas. Que nadie te meta en la cabeza que tienes un problema gravísimo y que debes resolverlo cuanto antes mejor, que las mujeres te ignoraremos, que no eres un buen Macho Alfa, que eres un fracasado. Solo quieren seguir viviendo de los complejos ajenos (probablemente ellos deben volcar sus frustraciones contra las mujeres, así que no son ningún ejemplo a seguir).


-         Relaciones tóxicas

Pero además tus enseñanzas van más allá, potenciando las llamadas relaciones tóxicas. No sé si sabes en qué consisten: son relaciones que desgastan mucho emocionalmente, que son desiguales, que generan mucho caos y ambivalencia, que no hacen madurar a las partes que la forman, que aportan grandes cantidades de dolor y frustración, que generan depresión, ansiedad y semejantes.

La sociedad está plagada de mensajes que incitan a vivir relaciones tóxicas en canciones, libros, series, películas. Algunos de los ejemplos de ideas tóxicas son: “debo aguantar para no estar solo/a”, “el amor todo lo cura”, “si me hace daño es que me quiere”, “sin él/ella no soy nadie”, “si el sexo es bueno todo irá bien”, “los hombres son así, hay que perdonarlos”...

En el momento que defiendes que hay que ir de Macho Alfa, que actúas de forma machista, también estás aprobando las relaciones tóxicas, generando entorno a ellas una forma de vivir y ser.
Las relaciones tóxicas no tendrían que ser ejemplo de entender el sexo, el amor o la amistad. Con ellas, solo perpetuamos el maltrato.

Eso Álvaro es lo que haces y estás haciendo: enseñar a ser un acosador atormentando a las posibles mujeres que conozcas en un intento de mantener intacto tu ego de macho.

¿Por qué decido escribir esta carta?

A estas alturas ya habrás pensado: "que pesada, otra feminazi, seguro que no se come un colín, seguro que es una tía fea".

Soy una persona concienciada socialmente y me indigna el asunto: que gente joven sea tan inconsciente y siga transmitiendo machismo. Como mujer me horroriza cada una de esas supuestas enseñanzas que das, tanto por las mujeres como los hombres. No aportáis nada bueno a la sociedad.

Todos tenemos una responsabilidad social, vosotros también. Cuando colgáis vuestros “trabajos”, escribís un artículo, redactáis un blog y además os estáis lucrando con todo ello, tenéis una responsabilidad para con lo que hacéis y lo que transmitís (y por cierto, si crees que desde El Diario se ha atentado contra tu honor e intimidad, te recuerdo que todo lo que haces es público, ahí está, no es un mero bulo, es más para mí has perdido toda clase de respeto cuando leo en tu twitter que somos tratadas como putas porque somos unas putas y cuando aconsejas que se nos instigue hasta que aceptemos follar).

Si vuestra responsabilidad social pasa por ser unos irresponsables que venden humo y buenas dosis de machismo, la mía es contestaros (arriba lacampaña #MiAcosoNoEsTuNegocio).

En cuanto a mi vida sexual y sentimental, a diferencia de ti tengo clase y no necesito colgar mi curriculum. Si se te ocurre que la frustración es lo que me incita a ello decirte que más bien es la impotencia de ver tanto desprecio sobre las mujeres y tanta ignorancia que quiere pasar por disciplina y ciencia.

Álvaro no, no soy la clase de chica que tú consideras prototipo de belleza, es más, soy gorda, te lo digo para ahorrarte el comentario. No me importa porque sé lo que soy y he superado cualquier tipo de comentario malintencionado por mis kilos de más. Si simplificas todo a una cuestión de complejo físico, estarás siendo eso, un simple (más si cabe).

Espero que todo esto se haga viral, que recibas muchas contestaciones de parte de mujeres, que llegue un punto que no puedas grabar vídeos porque te reconozcan por la calle y solo recibas desprecio, y ya de paso, estaría genial si alguno de tus seguidores ve la luz y huye, huye de esta mentira que vendes.
También espero que sobre ti caigan las denuncias pertinentes y se te desmonte el negocio que te has montado a base de acosar a las mujeres.
Y si no, al menos me he quedado a gusto.