martes, 2 de mayo de 2017

Spice Girls: lo que me enseñaron sobre el feminismo.



No, no estás leyendo mal. Pone Spice Girls, el grupo machacón por excelencia de los 90. Y no, tampoco me pasa nada (bueno, a saber...). El título es el que es y sí, de ellas aprendí una de mis primeras lecciones feministas.


Reconozco que con ellas también aprendí de que iba eso del capitalismo, una gran máquina de hacer dinero sin importar el cómo (además de hacerlas millonarias y de hacer millonarios a algunos productores, estas cinco mozas estuvieron 3 años de gira, esto es 7 días a la semana viajando por el mundo, siendo entrevistadas por la mañana en un país y actuando por la tarde en otro distinto para acabar en un show de la tele en otro más a la noche... No es de extrañar que la gente del espectáculo además de rica tenga problemas de adicciones, depresiones y trastornos varios).


Pero sigamos. Las Spice Girls eran cinco mujeres bastante no normativas. No es que fueran feas pero modelos tampoco. Así Gery recibía insultos como "cerdita" (por la forma de su nariz) y "gorda" ya que era la que más kilos aparentaba pesar (al parecer en persona es pequeñísima, o sea que lo de gorda...). Mel C, una mujer de poco pecho llamada hasta la saciedad "marimacho". Lo mismo que Mel B que aunque atractiva no tenía medidas 90-60-90. A Emma también la trataban de gorda y a Victoria, bueno Victoria era la más normativa, así que no recuerdo ningún insulto hacía su físico.

La manera de actuar de las mozas tampoco era "femenina". Algunos las consideradaban un grupo de lesbianas no apto para menores por reconocer que mantenían relaciones con mujeres (aunque luego, y que yo sepa, todas han acabado con señores, que no es que yo crea que acabar con un señor ponga en duda tu bisexualidad, es que la sombra del marketing siempre me hace cuestionar las cosas, en cualquier caso pusieron sobre la mesa que no todo es ser hetero) y de mamarrachas, por no ir elegantes, ser bastas y hacer "cosas de hombres". Mel C, la deportista, fuerte y siempre en chándal, Gery que había sido modelo de fotos eróticas y tocaba culos a príncipes, Mel B con sus aspiraciones de rapera (incluso hizo un tema con Missy Elliot) y actitud agresiva, por su parte Emma y Victoria ponían un poco de "normalidad" a todo esto, dulzura y supuesta elegancia, amor e idilotría por las marcas de ropa, "cosas de mujeres".

Su tema "Wannabe" es una oda a la sororidad y una declaración de intenciones. Quiero esto. Esto. Esto. Y mis amigas son más importantes que cualquier señor. Si un señor no me acepta, pues que se pire a casa. La amistad por encima del amor romántico, ahí es nada. Cierto es que acabaron como el rosario de la aurora (el poder del dinero, es lo que tiene) pero oigan, por primera vez alguien me cantaba que buscar afecto en un hombre no era el centro de mi vida.

Las Spice Girls me enseñaron que podía llevar mechas imposibles, ser gorda, no tener pecho o tener mucho, experimentar mi sexualidad, vestir mal, saltar, romper cosas y que no pasaba nada. No tenía que ser normativa. Ni perfecta. Podía sacar la lengua, no llevar sujetador y sobre todo, aliarme con mis amigas. El mundo era nuestro. El mundo es nuestro. Girl power.

No hay comentarios: